Prueba de maquillaje virtual

Una parte esencial de la planificación de la boda es elegir la maquilladora y peluquera, algo que debes elegir con mucho mimo, ya que son la parte principal de tu look, por eso muchas novias hacen una prueba de maquillaje y peluquería. Sin embargo, en la era de las pandemias globales, coordinar tal cosa no es fácil ni socialmente distante.


Ana, una de nuestras maravillosas novias, llegó a nosotros con mucha incertidumbre, “como novia de 2021, estaba completamente perdida. ¿Cómo se suponía que iba a reservar posiblemente uno de los aspectos más importantes del día de mi boda cuando ni siquiera podía llegar al Paso Uno?”


Nuestras estilistas ofrecen servicios de peluquería y maquillaje para el día de la boda y, además, hemos diseñado un plan perfecto para la prueba de maquillaje:


Prueba de maquillaje virtual. 

La máster class comienza con una consulta en la que una estilista experta trabaja contigo para planificar y personalizar el maquillaje de boda. Analizan y acuerdan su visión y juntas crean un estilo a medida, que incluye todo, desde la preparación de la piel hasta una aplicación de maquillaje paso a paso.


“Tener que hacer una prueba de maquillaje sobre Zoom fue algo difícil de digerir”, apunta Ana, “pero mi maquilladora, Cristina Barberó cambió por completo mi perspectiva. A pesar de ser una total novata cuando se trata de maquillarme, ella me empoderó al educarme y ser paciente conmigo. Ella me dio las herramientas que necesitaba para ejecutar un estilo de maquillaje, y el resultado fue espectacular, ¡no me lo creía!” 



Colocación y combinación: Lo más importante. 


Lo primero fueron los ojos, ella me enseñó técnicas cómo aplicar delineador a mi línea de flotación y mezclar delineador en el párpado para crear una sombra ahumada.

Una vez que mis ojos terminaron, llegó el momento de pasar a la cara. 

Cristina me explicó la importancia de corregir el color antes de darme instrucciones para empezar con el maquillaje. 

En este punto, ya había superado mis propias expectativas, por lo que estaba ansiosa por hacer más. 

Luego aprendí las maravillas del contouring, algo que siempre pensé que solo vería en Instagram pero que nunca lograría.

Después vinieron las cejas y toda mi apariencia se transformó por completo. Antes de darme cuenta, llegó el momento de dar los pasos finales. Normalmente, me hubiera puesto mi brillo y lo hubiera terminado, pero hoy aprendí la forma correcta de usar un delineador de labios. Es tan simple y queda tan bien!. Completamos el look con rímel y listo! 


Si bien estas habilidades pueden parecer facilísimas para algunas, eran nuevas para mí. Realmente no podía creer el resultado final y me dio una sensación de esperanza en un momento de incertidumbre.


Esta prueba de maquillaje virtual me hizo sentir que había logrado algo más que un elemento en mi check list de la boda, hizo sentir que nada, ni siquiera una pandemia mundial, podría impedirme lograr lo que me propuse.

301 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo